Consejos de última hora para comprar el mejor décimo de lotería de Navidad

Lotería Navidad y Forges
Tocar, lo que se dice tocar, siempre toca. Proclamo

Habitualmente no hablo de lotería porque creo que las matemáticas de los juegos de azar son sencillas y bien conocidas. No obstante, en varias ocasiones he oído a presentadores de informativos televisivos descubrir la gran noticia a sus espectadores: la probabilidad de acertar un número en un sorteo donde hay 100.000 números posibles es de una entre 100.000.

En mi deseo por ser útil a la comunidad y siguiendo esta estela de grandes descubrimientos matemáticos, quiero recordaros que esa probabilidad es independiente del número que hayamos comprado. Es decir, por mucho que el 12.155 os anime o que el 16.969 os haga fantasear, el hecho sencillo es que ningún número es más probable que otro, ninguno es “más bonito” que otro. Puede que creáis que es muy difícil que salga el 88.888, pero es igual de probable que cualquier otro; lo que sucede es que si sale el 88.888 os llamará la atención, pero el 23.221 no lo hará.

Tampoco influye para nada, pero para nada nada, qué números o terminaciones hayan salido en el pasado, cuándo hayan salido o cuántas veces. El bombo de la lotería no tiene memoria, y si en los cien últimos años la terminación 4 ha salido más que otras es, sencillamente, porque alguna tenía que ser. Durante el sorteo os van a bombardear con datos tan relevantes como la aceleración gravitatoria en Encélado, es decir, nada relevantes.

Igualmente debéis saber que, en promedio, vais a perder. El motivo es doble. Por un lado, los premios de lotería son algo más de la mitad del dinero recaudado, el resto se lo lleva el Estado (que para eso hace los sorteos, no para hacernos ricos a nosotros); por otro, luego viene Hacienda y se queda el 20% de lo que ganemos a partir de 2.500 euros. Alguien dijo que la lotería es un impuesto para la gente que no sabe matemáticas, yo diré sencillamente que si os toca lo disfrutéis y no os tiréis de los pelos con lo que se lleva Montoro.

Así que ahí va mi consejo a la hora de escoger número, tanto para este como para cualquier otro sorteo de Lotería Nacional:

  • Entrad en la administración de lotería, bar, supermercado o lugar que más os guste para comprar un décimo o una participación
  • Coged un número cualquiera entre 00.000 y 99.999
  • Pagadlo
  • Salid del local
  • Ya está

Ah, casi lo olvidaba. Hay una tradición en el sorteo de lotería de Navidad, poco conocido y rara vez mencionado en la prensa, de dar un porcentaje de vuestras ganancias a quienes os hayan ayudado a escoger el número, en este caso yo. Espero que seáis fieles seguidores de las tradiciones. En cualquier caso, feliz Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.