Mis lecturas – abril 2018

Este es el resultado de mis lecturas del mes, evaluadas según el siguiente baremo:

– SOBRESALIENTE. Me ha entusiasmado, ojalá hubiera más como este

– NOTABLE. Ameno e interesante, recomiendo su lectura

– APROBADO. No es para tirar cohetes pero se deja leer

– SUSPENSO. Lo considero un rollo y ojalá no me hubiese puesto a leerlo

– NO PRESENTADO. Ni siquiera lo terminé de leer así que paso

“SEIS PIEZAS FÁCILES” (Richard Feynman). Este libro, de uno de mis héroes de la divugación, muestra sus habilidades como profesores. Ya me lo había leído, pero ha vuelto a caer. Se trata de unas lecciones sobre Física donde las ecuaciones se sustituyen por conceptos y descripciones sencillas a la vez que eficaces. NOTABLE

“HISTORIA FORGESPORÁNEA” (Antonio Fraguas). Pocos tratados de historia son tan divertidos como los del nunca bien ponderado Forges, proclamo. SOBRESALIENTE

LA CORTE DE CARLOS IV”, “El 19 de marzo y el 2 de mayo” (Benito Pérez Galdós). Siguiendo las aventuras de Gabrielillo podemos averiguar los tejemanejes del cambio de poder entre Carlos IV y Fernando VII, que culminaron en el famoso levantamiento del 2 de mayo, una de esas fecha de las que no hay que añadir el año. Ojalá me hubiesen enseñado historia así. APROBADO

LA MARCHA DE LA LOCURA” (Barbara Tuchmann). Esta historiadora intenta mostrarnos cómo la cabezonería y el “sostenella y no enmendalla” puede llevar a graves consecuencias en política. Nos da tres ejemplos: los papas renacentistas, la guerra de independencia norteamericana y la guerra de Vietnam. No es de lo mejor que ha escrito (para mi gusto hay demasiados tópicos y un par de cuñadismos) pero sigue siendo interesante. APROBADO

“NERVIOS” (Lester del Rey). Conozco a este maestro de la ciencia-ficción clásica porque era amiguete de Asimov, y me gustaron mucho algunas de sus historias cortas. Esta fue su primera novela. No me ha gustado demasiado, pero sigue siendo un cambio respecto a tanta saga gradilocuente multilibro. Te cuenta una historia y punto. Vale. APROBADO

“PARÍS EN EL SIGLO XX” (Julio Verne). Esta obra del maestro de la ciencia-ficción tiene una historia increíble. El autor la escribió en 1863, un editor la rechazó y el original durmió olvidado hasta que un bisnieto suyo la encontró ¡en 1989! La obra trata de un Paris en el futurista año 1960, donde el arte ha sido aplastado por el progreso tecnológico. La encuentro doblemente decepcionante. Por un lado el autor todavía no había caído en su época “funesta”, y sus novelas aún rezumaban optimismo y alegría; por otro lado el autor, en pleno período de profecías científicas apasionantes (viajes a la Luna, electricidad, submarinos) se muestra bastante torpe con sus descripciones sobre el futuro. Deprimente, repito, no me sorprende que se la rechazasen. Lo lamento, maestro Verne, pero ni a usted puedo pasarle algo así. Nos merecemos algo mejor. SUSPENSO

Balance del mes: 1 sobresaliente, 1 notable, 4 aprobados, 1 suspenso. Hasta el próximo mes, leones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*