Mis lecturas – marzo 2019

CSI Tebas
CSI Tebas. Supera esto, Horatio

Este es el resultado de mis lecturas del mes, evaluadas según el siguiente baremo:

– SOBRESALIENTE. Me ha entusiasmado, ojalá hubiera más como este

– NOTABLE. Ameno e interesante, recomiendo su lectura

– APROBADO. No es para tirar cohetes pero se deja leer

– SUSPENSO. Lo considero un rollo y ojalá no me hubiese puesto a leerlo

– NO PRESENTADO. Ni siquiera lo terminé de leer así que paso

“UN VOLUNTARIO REALISTA” (Benito Pérez Galdós). Este culebrón que fue la Historia de España del siglo XIX sigue liándose más y más. Ahora tenemos curas guerrilleros, partidas realistas, apostólicos, un rey que conspira contra sus partidarios. Lo dicho, todo un culebrón que no podría mejorar ningún guionista moderno. APROBADO

“LOS APOSTÓLICOS” (Benito Pérez Galdós). Este es quizá el más flojo de los Episodios Nacionales que he leído hasta ahora. Muchos personajes, brillantes descripciones, pero la acción no actúa y parece como si todos estuviesen esperando algo, quizá el brillante fin de serie. A punto he estado de suspender este libro. Por favor, don Benito, póngase las pilas. Usted sabe hacerlo mejor. APROBADO

“UN FACCIOSO MÁS Y ALGUNOS FRAILES MENOS” (Benito Pérez Galdós). Este es por decirlo así el final de temporada. También algo flojo, aunque creo que algo mejor que el precedente. Curioso epílogo del autor al final, donde agradece al lector su paciencia y se despide de él. No, don Benito, todavía quedan más temporadas donde sumergirnos en la Historia de la España del XIX. Eso sí, voy a darle un descanso, que no todo va a ser barástolis y masones. APROBADO

“RECUERDOS DE MI VIDA” (Santiago Ramón y Cajal). Interesantísimo (y grueso) libro autobiográfico sobre nuestro admirado don Santiago. Resulta emocionante aprender de su propia pluma cómo fueron sus inicios, incluyendo su período de cachas destroyer (sólo le faltaba bailar hip-hop), su desarrollo como científico, su visión de lo humano y lo divino. Una medalla nobel no, un kilo tendrían que haberle dado, no sólo por su valía científica sino por su humanidad y patriotismo. Si acaso una pega: la segunda parte del libro se centraba mucho en sus logros científicos, lo que me ha resultado bastante difícil de roer. Lo reconozco, me he saltado páginas enteras, pero cualquier entendido en la materia lo va a disfrutar a lo grande. Ah, y dice que Golgi era un moñas y un prepotente que no veas. Para que lo diga Cajal… NOTABLE

“LA GRAN EVASIÓN” (Tim Carroll). Relato de la gran hazaña de evasión protagonizada por pilotos aliados durante la Segunda Guerra Mundial, aunque no confundir con el libro de Paul Brickhill, del mismo nombre, que dio pie a la famosa película. La historia es apasionante, y aquí se dan detalles que no conocía de otras obras. Por desgracia, creo que al autor le falta un hervor: se repite en algunas líneas, no lo veo lo bastante bien estructurado y me deja con la impresión de que se dejó algo en el tintero. Aun así, es una buen libro, yo me lo cepillé en una tarde de amena lectura. APROBADO

“CINCO SEMANAS EN GLOBO” (Julio Verne). Este es el tipo de libro que debes leerte cuando eres adolescente, pero en fin, más vale tarde que nunca. Me recuerda a otros del mismo autor por la temática: protagonista hecho de acero, dispuesto a superar todos los obstáculos y llegar donde nadie llegó antes; colaboradores leales y dispuestos a seguir al jefe pase lo que pase; aventuras sin fin. El mejor Verne, sin duda, aunque me quedo con 20.000 leguas. Lectura entretenida. APROBADO

“LAS PALABRAS Y LOS MITOS” (Isaac Asimov). El Buen Doctor nos explica aquí la mitología de los antiguos griegos y su repercusión en el lenguaje moderno, ya sea en el habla cotidiana o a la hora de bautizar satélites o asteroides. Bien escrito y bien documentado, con el estilo ameno a que el creador de las Fundaciones nos tiene acostumbrados. APROBADO

“LA TUMBA DE TUTANKHAMÓN” (Howard Carter). La que probablemente sea la momia más conocida de la historia no debe su fama a su grandeza pasada, ya que más bien era un pringaíllo sin relevancia, sino al hecho de que su tumba permaneció tres largos milenios sin ser saqueada (o casi). En 1922 Howard Carter la encontró. Este libro muestra su descubrimiento y nos abre una ventana al pasado. Si acaso puedo ponerle una pega es la de ser demasiado prolijo y detallado, a veces hasta el punto de saturación. Precisamente por eso es una lectura obligada para cualquier egiptólogo profesional o aficionado que se precie; para los demás, es un relato fascinante. Ah, y si os leéis Sinuhé el Egipcio comprenderéis mucho más de aquella época. Gracias, señor Carter. NOTABLE

“EL RAYO VERDE” (Julio Verne). Una bella escocesa lee en un diario sobre un fenómeno óptico llamado rayo verde. Con esa premisa, Verne nos desarrolla una historia que parece como salida de su propio cuaderno de viajes. Bueno, no es lo mejor de este autor pero resulta entretenida. El final, por supuesto, es algo predecible, pero sigue siendo un libro que entretiene. APROBADO

Balance del mes: 2 notables, 7 aprobados. Hasta el próximo mes, leones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.