El fin de los exámenes de septiembre

Exámenes de septiembre (Forges)

Este curso será el primero, desde que soy profesor universitario, en que no haré exámenes en septiembre. Y no es por mi gusto.

En otros tiempos la situación era distinta. Cuando las carreras universitarias consistían en licenciaturas y la mayoría de las asignaturas (si no todas) eran anuales, los calendarios de exámenes eran sencillos. Teníamos un examen final ordinario en junio y uno extraordinario en septiembre; también había otro extraordinario en diciembre o febrero, pero prácticamente no se apuntaba nadie, así que en la práctica había dos oportunidades de aprobar.

Con el cambio de licenciaturas a grados, y con la posterior proliferación de asignaturas semestrales, la cosa cambió.

Leer más