Mis lecturas – mayo 2022

Gata sobre tejado zinc
Con permiso del maestro Williams, esta será siempre mi gata

Este es el resultado de mis lecturas del mes, evaluadas según el siguiente baremo:

– SOBRESALIENTE. Me ha entusiasmado, ojalá hubiera más como este

– NOTABLE. Ameno e interesante, recomiendo su lectura

– APROBADO. Se deja leer, vale la pena leerlo

– SUSPENSO. Lo considero un rollo y ojalá no me hubiese puesto a leerlo

– NO PRESENTADO. Ni siquiera lo terminé de leer así que paso

“LOURDES” (Emile Zola). Segunda parte de la trilogía. En ella, uno de los personajes viaja a la Roma de finales del XIX y el autor, aprovechando que el Tíber pasa por allí, nos proporciona un cuadro notable y muy detallado de la ciudad y su época. Muy interesante si te gusta la historia, aunque en ocasiones demasiado descriptivo. APROBADO

“DISRUPCIÓN: MI DESVENTURA EN LA BURBUJA DE LAS STARTUPS” (Dan Lyons). Coge a un periodista de cincuenta y pico años, déjalo sin empleo y mételo en una de esas empresas fashion digitales chachipirulis donde a los empleados, poco más que posadolescentes, se les encandila con caramelos y se los trata como basura absoluta. Choque cultural asegurado. Lyons logró sobrevivir y nos cuenta cómo le fue, y de paso nos da una visión de un mundo donde tu empresa puede no ganar un solo céntimo y aun así estar valorada en mil millones. Este libro a veces suena un poco a abuelo Simpson disgustado, pero se deja leer con facilidad. APROBADO

“LA GATA SOBRE EL TEJADO DE ZINC CALIENTE” (Tennessee Williams). Sé que no es lo mismo ver una obra de teatro (o su adaptación cinematográfica) que leerla, pero un buen escritor es un buen escritor, y Williams lo es. Es curioso cómo el autor juega con la homosexualidad (o no) de uno de los personajes, sobre todo si la comparas con la película. En este caso particular me decanto por la peli, pero no me ha disgustado leerla. Al contrario, es una buena obra de un buen escritor. Vale. APROBADO

“PROHIBIDO ABURRIRSE (Y ABURRIR). LECCIONES APRENDIDAS EN UNA VIDA DEDICADA A LA CIENCIA” (Watson, James D.). Esperaba encontrarme algo tan claro y bien escrito como La Doble Hélice. ¡Qué decepción! Parece escrito a bocados. Hay mil personajes que entran y salen sin necesidad, el relato salta de una cosa a otra sin continuidad y está lleno de terminología bioquímica y genética aburrida y apenas explicada. El autor dedica un capítulo entero a explicar cómo escribió La Doble Hélice, menos de la mitad a su descubrimiento Nobel, y describe su boda sin apenas pasión y en pocas líneas. Luego lo veo muy machista. Casi todas las mujeres que aparecen van descritas por su color de pelo o su belleza, como si fuese una crónica rosa. Casi se enorgullece cuando explica cómo le regaló un libro de cocina a su flamante esposa, porque así podrá comer bien; amigo, eso estaría bien en los años 60, pero incluirlo en un libro del dos mil no mola. En cuanto a la vergonzosamente corta aparición de Rosalind Franklin en el libro, prefiero ni comentarla. Ah, y aunque el libro se escribió en 2007 no narra más que hasta 1976, salvo por un epílogo en el que dedica su tiempo a despotricar sobre el rector de Harvard y a comentar, como un vejete rencoroso, lo que va mal en la ciencia actual. Jamás he visto un libro al que el título le sienta peor. Es aburrido y pretencioso. Por supuesto, pulgares abajo. SUSPENSO

Balance del mes: 3 aprobados, 1 suspenso. Hasta el próximo mes, leones.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.